El cuerpo de la mujer

 

 

La versión castellana del punto 5 del artículo 41 del Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 dice:

 

“Los poderes públicos, en el ámbito de sus competencias y en los supuestos previstos en la ley, deben velar para que la libre decisión de la mujer sea determinante en todos los casos que puedan afectar a su dignidad, integridad y bienestar físico y mental, en particular en lo que concierne al propio cuerpo y a su salud reproductiva y sexual.”

 

Primera observación:

 

Algunas personas opinan que con ello una mujer puede abortar libremente. Pero dichas personas olvidan que un óvulo fecundado no forma parte enteramente del cuerpo de una mujer porque el espermatozoide fecundador de este óvulo forma parte del cuerpo de un hombre.

 

Segunda observación:

 

Se deduce que los redactores discriminan al varón y no creen necesario incluir que los poderes públicos velen para que la libre decisión del hombre sea determinante en todos los casos que puedan afectar a su dignidad, integridad y bienestar físico y mental, en particular en lo que concierne al propio cuerpo y a su salud reproductiva y sexual.

 

Tercera observación:

 

Escribir “afectar a su dignidad” no es correcto. La gramática indica que los redactores deberían haber escrito “afectar su dignidad” porque “afectar” es un verbo transitivo y “su dignidad” no es un ser animado.

 

 

Volver al Índice.