Soluciones válidas para el cambio climático

 

 

1. Introducción.

 

Si la temperatura del aire aumenta y si es producida por nosotros, parece ser que es preferible tratar de frenarla para prevenir desertizaciones y subidas del nivel del mar. Para ello, conviene principalmente y cuanto antes reducir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) producidas por:

 

La generación de electricidad con carbón, derivados del petróleo y gas.

La combustión de derivados del petróleo y gas en calefacción y transportes.

La quema de bosques.

 

Se indican a continuación las soluciones válidas menos penosas, tratando de conciliar nuestros deseos de confort. Evidentemente, no todas las soluciones tienen la misma importancia. Las libertades que quedarían más recortadas son las de las personas de países ricos; pero esto sería un trastorno menor que no aplicar soluciones significativas. Curiosamente, la cruzada contra el calentamiento global no pide abundancia, sino austeridad; no pide más libertad, sino menos libertad; no es contra otros, sino contra nosotros.

 

 

2. Soluciones para la generación de electricidad.

 

Las empresas de electricidad sólo pueden almacenar electricidad en los pocos casos en que pueden bombear agua de un depósito inferior a un depósito superior (para después hacer bajar el agua y generar electricidad). Por otra parte, la demanda varía a lo largo del día, de la semana y del año; según la meteorología y en una tanda de penaltis de un partido de fútbol. Por tanto, deben mantener parados o en bajo funcionamiento bastantes generadores, en espera de máximos de suministro a sus clientes. La generación de electricidad eólica y la solar son intrínsecamente variables y, por tanto, no pueden ser métodos únicos.

 

2.1. A aplicar por las personas de todos los países.

 

Comprar para la iluminación doméstica: lámparas fluorescentes o LEDs.

Comprar electrodomésticos de bajo consumo.

Lavar la ropa en frío con la lavadora.

Ponerse ropa de abrigo en locales en invierno y bajar la temperatura de la calefacción.

Quitarse ropa en verano en locales y subir la temperatura del aire acondicionado.

Limpiar a menudo el filtro del aire acondicionado.

Emplear la olla a presión en la cocina, porque tarda menos en cocinar.

Aislar térmicamente los locales.

No secar la ropa mojada en una secadora, sino al aire.

Emplear papel reciclado, porque necesita menos electricidad que el papel nuevo.

Emplear bolsas multiuso al hacer las compras.

Instalar un sistema doméstico de captación de la energía solar.

Instalar molinos de viento en lugares ventosos, para generar electricidad.

Comer menos vacuno, el cual produce metano que tiene efecto de invernadero, aunque menor que el CO2.

Al abandonar por pocos minutos una habitación iluminada con lámparas incandescentes, apagarlas.

Al abandonar por más de 10 minutos una habitación iluminada con lámparas fluorescentes, apagarlas.

No votar administraciones públicas que no hayan implantado suficientes soluciones de las indicadas más abajo.

 

2.2. A aplicar por directivos de empresa de todos los países.

 

Comprar para la iluminación empresarial: lámparas fluorescentes o LEDs.

Bajar la temperatura de la calefacción en sus locales.

Subir la temperatura del aire acondicionado en sus locales.

Limpiar a menudo los filtros del aire acondicionado.

Aislar térmicamente sus locales.

Emplear papel reciclado, porque necesita menos electricidad que el papel nuevo.

Instalar un sistema de captación de la energía solar.

Instalar molinos de viento en lugares ventosos, para generar electricidad.

Ordenar apagar las lámparas incandescentes de una habitación, al abandonarlas.

Ordenar apagar las lámparas fluorescentes de una habitación, al abandonarlas por más de 10 minutos.

Reducir la iluminación interior en sus locales.

Reducir la iluminación exterior en sus locales.

Emplear congeladores con puertas en las tiendas de comestibles.

 

2.3. A aplicar por las administraciones públicas de todos los países.

 

Obligar a reconvertirse las fábricas de lámparas incandescentes.

Bajar la temperatura de la calefacción en sus locales.

Subir la temperatura del aire acondicionado en sus locales.

Limpiar a menudo los filtros del aire acondicionado.

Aislar térmicamente sus locales.

Emplear papel reciclado, porque necesita menos electricidad que el papel nuevo.

Instalar un sistema de captación de la energía solar.

Instalar molinos de viento en lugares ventosos, para generar electricidad.

Ordenar apagar las lámparas incandescentes de una habitación, al abandonarlas.

Ordenar apagar las lámparas fluorescentes y LEDs de una habitación, al abandonarlas por más de 10 minutos.

Reducir la iluminación interior en sus locales.

Reducir la iluminación pública exterior y la iluminación de monumentos.

Prohibir las lámparas de aceite.

Subvencionar (y facilitar con rápidos trámites legales) la generación de electricidad mediante presas, turbinas eólicas, placas solares, mareas, oleaje, bombas de calor geotérmicas, de fisión nuclear y de fusión nuclear.

No aumentar los impuestos sobre la electricidad, porque se penalizaría a los más pobres.

En cada país y según su porcentaje de energía no renovable, crear un sistema de cuotas de energía (o sea, un racionamiento de energía); cada persona podría emplear solamente una cantidad anual predeterminada e igual de energía no renovable (electricidad producida de modo no renovable y viajes en transportes); cada empresa compraría su cuota en subasta; se podrían comprar y vender cuotas; habría que tener en cuenta que las personas más pobres pueden necesitar más calefacción por tener una casa poco aislada térmicamente (o tener apuros en inviernos rigurosos) y pueden necesitar más energía para suplir vivir en una zona poco atendida por transportes públicos.

Reducir los ejércitos.

Enterrar el dióxido de carbono comprimido en antiguos yacimientos de gas o petróleo, en vetas de carbón no aptas para la minería y en acuíferos salinos.

Subvencionar y facilitar la plantación de árboles en zonas yermas.

Subvencionar y facilitar fábricas de geopolímero que sustituirían las fábricas de cemento.

Suprimir su publicidad.

 

 

3. Soluciones en los transportes.

 

3.1. A aplicar por nosotros.

 

Comprar productos producidos cerca, para evitar transportes.

Comprar por teléfono o por Internet, y pedir su reparto a domicilio.

Andar más y emplear más transportes públicos.

Compartir viajes en automóvil con otras personas.

Mantener los neumáticos del automóvil a la presión adecuada.

Al cambiar de automóvil, escoger otro con menor consumo de gasolina.

Teletrabajar cuando sea posible.

Preferir el tren al automóvil, al barco y al avión.

Viajar lejos sólo en caso de necesidad imperativa, no por turismo.

 

3.2. A aplicar por los directivos de empresa de todos los países.

 

Comprar productos producidos cerca, para evitar transportes, a igualdad de condiciones.

Ofrecer descuentos en compras por teléfono, por Internet o por correo, mediante catálogo.

Reducir embalajes.

Sustituir las tiendas con público por almacenes de distribución sin público.

Hacer las reuniones mediante videoconferencia de personas alejadas entre sí.

Facilitar el teletrabajo.

 

3.3. A aplicar por las administraciones públicas de todos los países.

 

Mejorar los transportes públicos terrestres.

Limitar la velocidad de los trenes superrápidos.

Reducir impuestos en automóviles con menor emisión de dióxido de carbono.

Suprimir los automóviles oficiales, emplear transportes públicos, incluidos taxis por teléfono.

Prohibir la circulación por vías públicas de automóviles que puedan alcanzar más de 130 km por hora.

Obligar a las estaciones de servicio a servir electricidad mediante una conexión lenta o mediante intercambio rápido de baterías.

Reducir impuestos en automóviles eléctricos.

Incrementar las tasas de los aeropuertos a los aviones y a los pasajeros.

Mejorar el control del tráfico aéreo, para reducir tiempos de espera de aterrizaje.

Prohibir la construcción y la ampliación de aeropuertos.

Prohibir la construcción y la ampliación de centros comerciales fuera de poblaciones.

Sustituir las plantaciones de biocombustible, por plantaciones de alimentos.

Suprimir los viajes para inauguraciones.

Facilitar el teletrabajo.

 

 

4. Soluciones en la quema accidental de bosques.

 

4.1. A aplicar por las personas de todos los países.

 

No encender fuego ni provocar chispas en bosques.

Alertar de incendios.

 

4.2. A aplicar por los directivos de empresa de todos los países.

 

No emplear en bosques maquinaria que pueda provocar incendios.

 

4.3. A aplicar por las administraciones públicas de todos los países.

 

Aumentar la prevención contra incendios.

Aumentar los medios contra incendios.

Hacer replantar bosques a los pirómanos.

 

 

5. Soluciones en la quema de bosques para crear campos de cultivo.

 

5.1. A aplicar por las personas de algunos países.

 

Aprender a cultivar campos sin quemar bosques.

 

5.2. A aplicar por los directivos de empresa de algunos países.

 

Enseñar cómo cultivar campos sin quemar bosques.

 

5.3. A aplicar por las administraciones de algunos países.

 

Enseñar cómo cultivar campos sin quemar bosques; después, prohibir quemar bosques.

 

 

6. Probabilidad de la aplicación de las soluciones.

 

Probabilidad de que una mayoría significativa de las personas de todos los países apliquen soluciones significativas, hasta el año 2100: 0,001 %.

 

Probabilidad de que una mayoría significativa de los directivos de empresa de todos los países apliquen soluciones significativas, hasta el año 2100: 0,01 %.

 

Probabilidad de que una mayoría significativa de las administraciones de todos los países apliquen soluciones significativas, hasta el año 2040: 0,1 %; probabilidad de que continúen hablando y sólo traten de dar la impresión de aplicar soluciones significativas, hasta el año 2040: 99,9 %.

 

 

7. Estimación de la aplicación de alguna solución, aunque no sea significativa.

 

Personas de todos los países: 10 %.

 

Directivos de todos los países: 20 %.

 

Administraciones públicas de todos los países: 100 %.

 

 

8. Conclusión.

 

Sugiero al lector que aplique alguna de sus soluciones, para no tener mala conciencia y por si acaso; y hacer votos para que no exista calentamiento global provocado por nosotros.

 

 

Volver al Índice.