Magnitudes continuas y magnitudes discretas

 

 

La cantidad de una magnitud se determina comparándola con otra cantidad (llamada unidad) de la misma magnitud.

 

Una magnitud es continua si puede tener infinitos valores dentro de cualquier intervalo finito. Una magnitud es discreta si no tiene infinitos valores dentro de cualquier intervalo finito.

 

Si la magnitud es continua, su cantidad se determina por el método llamado medición. El método de medición de la cantidad de una magnitud continua consiste en contar cuántas veces esta cantidad es mayor (o menor) que una cantidad unidad.

 

Ejemplo:

La cantidad de la magnitud continua longitud de un automóvil Renault Clio de tres puertas se determina contando cuántas veces esta cantidad es mayor que la cantidad de la magnitud continua longitud de la unidad de longitud metro. O abreviadamente, la longitud de un automóvil Renault Clio de tres puertas se determina contando cuántas veces es mayor que el metro (3,986 metros si sólo se determinan 3 decimales).

 

Si la magnitud es discreta, su cantidad se determina por el método llamado enumeracción. El método de enumeración de la cantidad de una magnitud discreta consiste en contar cuántas cantidades unidad contiene.

 

Ejemplo:

La cantidad de la magnitud discreta jugador que tiene un equipo de fútbol se determina contando cuántas unidades jugador tiene. O abreviadamente, la cantidad de jugadores que tiene un equipo de fútbol se determina contado cuántos jugadores tiene (11 jugadores, sin decimales).

 

En física se suelen emplear magnitudes continuas como longitudes, tiempos y massas. En contadas ocasiones se emplean magnitudes discretas como átomos: 12 gramos de carbono-12 tienen 6,02214179·1023 átomos (aunque esta cantidad no se determina por el método de enumeración); la molécula de fulereno tiene 60 átomos de carbono.

 

 

Volver al Índice.