Posibles explicaciones de un pasaje del Evangelio de san Mateo

 

 

En el Evangelio de san Mateo (Mt 19,23-24) se lee:

 

“Entonces Jesús dijo a sus discípulos:

- Os aseguro que un rico difícilmente entrará al Reino del cielo. Más aun: es más fácil que un camello pase por el agujero de una aguja que un rico entre al Reino de Dios.”

 

Recordemos que el Reino del cielo es el que abreviadamente se llama cielo. Este pasaje tiene las 3 posibles explicaciones siguientes diferentes:

 

1. Se trata por una parte de un camello que se supone adulto, no en estado embrionario, y por otra parte de una aguja de coser que en aquella época típicamente tenía el agujero más grande que las agujas de coser hilo actuales. Véase la figura 1.

 

 

 

Figura 1

 

Entonces, el texto es una exageración expresa que no se debe interpretar al pie de la letra, sino que indica la grandísima dificultad de que un rico entre en el Reino del cielo. Es la interpretación de los monjes de Montserrat que han traducido 4 textos escritos en griego clásico, de fuentes diferentes de los siglos 4 a 6 y que dicen lo mismo.

 

2. En aquella época, las ciudades tenían murallas. Al hacerse de noche, los porteros cerraban las puertas grandes de paso de carros y animales grandes. Pero existían puertas pequeñas para que las personas que llegaban tarde no se quedasen expuestas a los bandidos nocturnos; eran puertas tan pequeñas que se llamaban “ojo de aguja”; una persona podía pasar el ojo de aguja fácilmente, pero un camello lo tenía difícil: se le debería sacar la carga y debería pasar arrodillado.

 

La figura 2 muestra una puerta grande con dos puertas pequeñas. Los ojos de aguja podrían haber sido semejantes.

 

 

Figura 2

 

3. En las figuras 3 y 4 se muestran dos ejemplos de páginas del evangelio en griego clásico: la primera página de uno de los ejemplares del Evangelio de san Mateo de los alrededores del año 250, con Mt 1,1-9; y una transcripción de una otra página. Obsérvese que los caracteres están en mayúsculas, que las palabras están sin separación y que no hay puntuación.

 

 

Figura 3

 

Figura 4

 

San Mateo era recaudador de impuestos en Cafarnaúm y era culto.  En griego clásico, “camello” se llama ΚΆΜΗΛΟΣ (pronunciado “cámelos”) y “cuerda gruesa” se llama ΚΆΜΙΛΟΣ (pronunciado “cámilos”), dos palabras muy semejantes gráficamente. Sólo una versión del Evangelio dice “cuerda gruesa”. En el contexto, liga más hablar de cuerda gruesa que de camello. Podría ser que el original dijese “cuerda gruesa” y que un copista muy antiguo escribiese una letra equivocada. Esta explicación tendría más verosimilitud que las otras explicaciones si se pudiese demostrar que la versión con “cuerda gruesa” es anterior a las versiones con “camello”.

 

Conclusiones:

 

Para saber si la primera explicación o la tercera es la genuina, sería necesario fechar mejor las diversas versiones. Para saber si la segunda explicación es la genuina, sería necesario encontrar escritos de la época que llamasen “ojo de aguja” las puertas pequeñas de las murallas.

 

 

Volver al Índice.